IA intentan resolver el problema del desperdicio de comida en el mundo

La Inteligencia Artificial esta tratando de resolver el problema de desperdicio de comida en el mundo

Probablemente ya esté familiarizado con las estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO): a nivel mundial, alrededor de un tercio de los alimentos se pierden o desperdician cada año desde la granja hasta el refrigerador, lo que representa aproximadamente 1.3 billones de toneladas. El precio económico se estima en casi $ 1 billón anualmente.

La conclusión de la FAO va aún más lejos: si pudiéramos revertir esta tendencia, tendríamos suficientes alimentos para alimentar a la población desnutrida del mundo, así como ayudar a satisfacer las necesidades nutricionales de un planeta que se estima que llegará a casi 10 mil millones de personas en 2050.

Medir el valor del desperdicio de alimentos

Una startup con sede en Londres que ha generado titulares al reducir el desperdicio de alimentos es Winnow Solutions. La compañía obtuvo $ 20 millones en octubre de inversiones de capital y préstamos para escalar su plataforma de inteligencia artificial, Winnow Vision, que identifica y mide el desperdicio de alimentos en cocinas comerciales.

Winnow Vision puede identificar los residuos de alimentos correctamente más del 80 por ciento del tiempo y está mejorando a medida que aprende. Eso es mejor que lo que el personal de la cocina puede hacer, que clasifica correctamente el desperdicio de alimentos entre el 70 y el 75 por ciento de las veces. Además, una cocina promedio que usa Winnow reduce el desperdicio de alimentos en más del 50 por ciento en el primer año.

La startup se ha asociado con el minorista sueco IKEA, que ha instalado Winnow Vision en sus 23 tiendas en todo el Reino Unido e Irlanda. IKEA dice que redujo el desperdicio de alimentos a la mitad en esos puntos de venta y ahorró 1.2 millones de comidas en 2018.

Comenzando desde la agricultura

Mientras tanto, en la granja, compañías como Centaur Analytics de California están utilizando redes de sensores avanzadas e inteligencia artificial para el análisis de cultivos. La startup de cinco años utiliza sensores de grado militar para recopilar datos sobre una variedad de condiciones en instalaciones de almacenamiento posteriores a la cosecha, como contenedores de granos.

Los datos se procesan en la nube mediante algoritmos que han aprendido a detectar qué condiciones pueden conducir al deterioro temprano o tardío del producto, o incluso si existe la amenaza de una infestación de plagas. Según los informes, la compañía puede ir un paso más allá que otras plataformas de IoT, al predecir la calidad del grano en el futuro en función de las condiciones pasadas y actuales.

No solo las nuevas empresas están creando soluciones centradas en la inteligencia artificial para el desperdicio de alimentos y el deterioro en la granja. Microsoft ha estado promocionando cómo sus aplicaciones de inteligencia artificial como Azure Cognitive Services ayudaron a garantizar que una granja lechera en Australia produzca leche de alta calidad de manera segura y eficiente.

Un sofisticado sistema de monitoreo de temperatura que utiliza sensores y las tecnologías de inteligencia artificial de Microsoft, por ejemplo, puede detectar fluctuaciones de temperatura en tanques y camiones de almacenamiento. La máquina luego envía una alerta para evitar que la leche se eche a perder si ocurre un problema grave, como una falla eléctrica en el sistema de refrigeración.

Conclusión

El apetito por reducir el desperdicio de alimentos está creciendo. Es solo cuestión de si podemos soportar el costo inicial en el desarrollo de la tecnología para que esto suceda.

Artículo original de Peter Rejcek

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accedé al descuento del15%

Suscribiéndote a Nuestro Newsletter, y recibí el cupón para tu inscripción.